Mesadeltoro

España, toros y más

Problemas con paredes, puertas y suelos ¿Cómo arreglarlos?

Cosas tan molestas como suelos rayados, alfombras manchadas, baldosas rotas o goteras son problemas comunes en la mayoría de las casas. ¿Cómo podemos solucionarlo?
Siguiendo los siguientes consejos:

Suelo de madera rayado

Problemas con paredes, puertas y suelos ¿Cómo arreglarlos?

Los suelos de madera son preciosos, pero so son inmunes a un rayón.
Un perro, los niños o los juguetes pueden rayar un suelo de madera bastante rápido.

Unos rayones más profundos vienen de arrastrar muebles pesados sin protección ninguna o de los tacones de los zapatos. El caso es que tenemos el suelo rayado. ¿Cómo lo podemos arreglar?

Para rayones superficiales, hay que frotar con lana de acero y papel de lija, después aplicar una capa superior de poliuretano con un pequeño cepillo.
Para arañazos más profundos, hay que rellenar los surcos con un relleno de madera del color lo más parecido posible al de nuestro suelo y dejarlo secar.

Techo con goteras

Un techo con goteras es algo bastante difícil de reparar ya que puede filtrarse el agua por un punto, por varios o por uno que no es el que teníamos pensado. Lo primero que hay que hacer es colocar unos calderos o recipientes grandes que recojan el agua de lluvia hasta que pare de llover.

Asegúrate de revisar el recipiente y vaciarlo periódicamente.
Busca por donde puede estar entrando el agua (no donde está goteando, sino llegar a la fuente) y utiliza un lápiz para marcar la zona. Esto es para identificar donde necesitaremos una reparación del techo más adelante.

Podemos tener la idea de subir al tejado y colocar una lona sobre donde creemos que está la fuga para que no entre el agua, pero esto es muy peligroso, sobre todo si hay fuertes vientos y relámpagos, por no hablar de las superficies resbaladizas.

Pintura derramada en la alfombra

Está garantizado, la zona que no cubres cuando pintas es la que más se mancha de pintura, bien sea un derrame o una salpicadura. En estos casos lo mejor es actuar de inmediato.

Frota tanto como puedas la alfombra manchada con un trozo de papel o un trapo.
Utiliza alcohol, acetona o alcoholes naturales para diluir y quite poco a poco la pintura hasta que se haya eliminado por completo.

No mojes la alfombra directamente con estas soluciones, pues puedes empapar la alfombra completamente y estropear el suelo. Si la pintura ya se ha secado, trata de raspar lo más que puedas, a continuación, sigue el proceso anterior.

Manchas de mascotas en la moqueta

Si tienes una mascota y tienes alfombra, es inevitable que surja una mancha en algún momento.
las manchas de líquidos deben de ser borradas tan pronto como sea posible, mediante toallas de papel o trapos de cocina.

Dependiendo del tamaño de la mancha, usa un limpiador de alfombras y un cepillo para su limpieza. Puede que sean necesarias varias limpiezas.

Agujeros en la pared

Es relativamente fácil golpear una pared de yeso y hacer un agujero en ella. Un pequeño agujero puede rellenarse con masilla o un compuesto de yeso , lijarlo y repintarlo.

Pero los grandes agujeros necesitan reparaciones mayores. Usa una sierra para cortar un cuadrado uniforme de tamaño un poco más grande que el agujero. Mide el espesor de los paneles de yeso y compra una pieza del mismo grosor y tamaño que has medido. Pégalo con cinta para paneles de yeso.