Mesadeltoro

España, toros y más

Repara una alfombra dañada o rota

¿Quieres aprender como solucionar un zona dañada o manchada de una alfombra o moqueta, y que no se note en absoluto? Sigue nuestros pasos y en unas horas podrás lucir una alfombra como nueva.
Estas son las herramientas que vamos a necesitar:

Estos son los pasos a seguir:

Repara una alfombra dañada o rota

Paso 1. Encuentra una pieza para hacer el remate.

Cuando encontramos una pieza idéntica a la que vamos a sustituir y lo hacemos correctamente, eliminamos la zona dañada y se nota lo mínimo e imprescindible.
Un retal de la alfombra que vamos a reparar nos hará el trabajo mucho más fácil, pero si no disponemos de ello, podemos sacar una pequeña pieza del trozo que está debajo de un armario u otro espacio que no sea visible.

Paso 2. Recorta la pieza de sustitución.

Con ayuda de una lata vacía u otro recipiente de tamaño similar que cubra por completo el daño, presionamos firmemente hacia abajo para que el borde haga una impresión visible.
A continuación, corta alrededor del contorno usando un cuchillo afilado.

Paso 3. Marca la dirección de la pieza.

Utiliza una cinta de carrocero para marcar con una flecha la dirección de la pieza de sustitución de la alfombra. Utiliza otro trozo de cinta para marcar la dirección del trozo que vamos a sustituir.

Paso 4. Delimitar la zona dañada.

Utilizamos la misma lata o recipiente redondo para presionar hacia abajo y crear una línea a seguir para cortar el trozo dañado.

Paso 5. Retiramos la pieza dañada.

Con cuidado, cortamos el contorno con un cuchillo o cúter.
El objetivo es mantener el área de recorte lo más pequeña posible, pero que abarque el daño.

Paso 6. Inserta la pieza de sustitución en el agujero de la pieza dañada.

Para asegurarnos de que la pieza nueva no se va a salir, colocamos debajo una cinta de doble cara para pegar la pieza a la cinta, y esta al suelo.
Quita la parte trasera de la cinta adhesiva e inserte cuidadosamente la pieza en el corte, alisando la superficie y apretando hacia abajo para que se adhiera firmemente a la base de la alfombra alrededor del perímetro de la abertura. Se paciente y trabaja con cuidado.
Para un recorte de gran tamaño, por lo general es mejor cubrir la mitad del espacio con un pedazo de cinta y la otra mitad con otra cinta.

Paso 7. Inserta la pieza de reemplazo.

Una vez que la cinta de la alfombra está firmemente pegada en su lugar, gira la pieza hasta que la flecha apunte a la misma dirección que la flecha del área de recorte y presione firmemente.
Presione más alrededor de los bordes de la nueva pieza.

Paso 8. Recorta loas flecos más largos.

Después de que la pieza esté perfectamente ajustada y pegada, recorta los flecos que sobresalgan o sean desiguales. Para igualar la diferencia, utiliza unas tijeras planas y recorta con cuidado lo suficiente para que se mezcle la nueva pieza en la antigua alfombra.

Paso 9. Ejerza peso sobre la pieza nueva.

Pon sobre la nueva pieza algo pesado (un mueble pesado a una pila d libros) durante un día o dos para asegurarnos de que está completamente integrado y tenga el mismo grosor.